La mortalidad materna sigue en ascenso en República Dominicana

De acuerdo con datos publicados esta semana por la Dirección Nacional de Epidemiología, en lo que va de año el país registra 66 muertes maternas, dos más que en el mismo período de 2017, en el que se produjeron unos 188 casos de mortalidad materna, casi dos por día, pese a las múltiples iniciativas anunciadas. (Foto Ilustrativa )

 

Santo Domingo .-  La muerte materna en República Dominicana sigue en aumento en lo que va de año con 66 decesos, un dato que preocupa y que algunos colectivos atribuyen a la falta de política sobre el tema y a la penalización del aborto.

De acuerdo con datos publicados esta semana por la Dirección Nacional de Epidemiología, en lo que va de año el país registra 66 muertes maternas, dos más que en el mismo período de 2017, en el que se produjeron unos 188 casos de mortalidad materna, casi dos por día, pese a las múltiples iniciativas anunciadas.

El número de mujeres fallecidas por causas vinculadas al embarazo supera el de las fallecidas por violencia de género, una situación que preocupa a organizaciones como la Colectividad Mujer y Salud, que desde 1984 trabaja en la defensa de los derechos sexuales y reproductivos de las dominicanas.

“República Dominicana es en este momento el segundo país con la tasa más elevada de muerte materna en la región”, afirmó en declaraciones a Efe la directora de esta organización, Cinthia Velasco, quien agregó que las cifras “son cada vez más altas”.

La situación, sin embargo, no se debe a la falta de servicio, ya que, de acuerdo con Velasco, el 98,6 % de los partos en este país se realizan en centros públicos o privados, sino a la calidad del mismo, que calificó de “pésimo”, y a la negligencia de los médicos.

Un reciente análisis publicado por el Ministerio de Salud, la universidad Intec y el Fondo de Población de la ONU (Unfpa) indicó que a pesar de que las mujeres son quienes más demandan los servicios de salud sexual y reproductiva, el mayor acceso a servicios no necesariamente se corresponde con atención de calidad.

Por el contrario, agrega el análisis, la carga misógina del sistema de salud -acorde al sistema patriarcal- muchas veces resulta en que las mujeres embarazadas, en labor de parto o durante el puerperio no reciban las atenciones con la calidad y oportunidad a la que tienen derecho. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *