Padres deportados pueden perder custodia de hijos

Araceli Ramos tiene a su hija Alexa de 5 años en su regazo durante una entrevista en un parque en San Miguel, El Salvador, el 18 de agosto de 2018. El gobierno federal ofrece a todos los padres deportados la oportunidad de llevar a sus hijos con ellos, pero Ramos dijo que le ordenaron firmar una renuncia para dejar a Alexa atrás. “El agente puso su mano sobre la mía, él tomó mi mano, me obligó a firmar”, dijo. (Foto AP / Rebecca Blackwell)

 

Texas .- Mientras los deportados eran llevados del avión a la humeante pista del aeropuerto de San Salvador, una angustiada Araceli Ramos Bonilla estalló en lágrimas con una mueca de dolor en su rostro: “¡Mi hija me la están robando!”

Habían pasado 10 semanas desde la última vez que Ramos tuvo en brazos a su hija de dos años, Alexa. Diez semanas desde que fuera arrestada cruzando la frontera de Estados Unidos en Texas y desde que las autoridades de inmigración se llevaron a la pequeña y le dijeron que no volvería a verla nunca.

Lo que vino después _ una familia de crianza logró inicialmente la custodia total de Alexa _ revela lo que podría ocurrir con algunos de los bebés, niños y adolescentes separados de sus familias en la frontera a principios de este año en base a una política del gobierno de Donald Trump. La iniciativa “tolerancia cero” terminó en junio, pero cientos de menores siguen detenidos, en albergues o en hogares de acogida y funcionarios estadounidenses apuntan que más de 200 no son candidatos a la reunificación o a la liberación.

Las autoridades federales insisten en que están reuniendo familias y seguirán haciéndolo. Pero una investigación de The Associated Press basada en cientos de documentos judiciales, registros migratorios y entrevistas tanto en Estados Unidos como en Centroamérica destapó agujeros en el sistema que permiten que jueces estatales otorguen la custodia de niños migrantes a familias estadounidenses sin notificar a los padres. AFP

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *